Glosas y discurso 25 de mayo

Glosas

Hoy el país entero festeja un nuevo aniversario de la "Revolución de Mayo" acontecimiento que evoca los orígenes de nuestra Nación. Comencemos nuestra celebración recordando que en 1810 un grupo de porteños decididos y arrojados toma el gobierno de lo que en ese momento era el Virreinato del Río de la Plata arriesgándolo todo por la libertad. Pero que no sea tan sólo el recuerdo de ese hecho el que nos una hoy sino que esto se convierta en el símbolo y en la excusa para recordar a tantos otros que lucharon por la patria y que lo siguen haciendo cotidianamente, en muchos casos fracasando en sus intentos, en otros sin grandes triunfos dignos de que recuerde la historia pero igualmente importantes, y que también este espacio nos sirva para reflexionar acerca de nuestro propio papel como ciudadanos y constructores de nuestra patria. 


• Los vientos históricos de aquel 25 de Mayo agitan hoy el paño de nuestra bandera. Para presidir este acto, recibimos respetuosamente a la bandera de ceremonia. Acompañada por la bandera bonaerense. Las recibimos con un fuerte aplauso

Bandera de Ceremonias:

Abanderado:  ...................................… de .................
1º Escolta: ........................................… de .................
2º Escolta: ........................................… de .................
Acompaña a la Bandera...........................................................................

Bandera Bonaerense:

Abanderado:  ...................................… de .................
1º Escolta: ........................................… de .................
2º Escolta: ........................................… de .................

• Fue en ese mismo contexto que señalábamos que imbuidos de las mismas ideas de libertad y lucha que se escribe el Himno Nacional. Entonemos con respeto y entusiasmo, las estrofas del Himno Nacional Argentino.


• Celebrar el 25 de Mayo es festejar la lucha por la libertad. Fueron muchos varones y mujeres de nuestra tierra los que dieron sus esfuerzos y su vida por la emancipación.

• Para ayudarnos a reflexionar sobre estos hechos fundamentales en nuestra historia ….………………………… nos leerá unas palabras alusivas.



• La decisión de nuestros próceres de crear un primer gobierno patrio, fue una demostración de la madurez de nuestro pueblo, esta madurez se manifiesta en numerosos aspectos de nuestra vida, y si bien implica libertad, también significa responsabilidad. La responsabilidad de defender el sueño de una Argentina independiente. 


***************************NÚMERO*****…

• El 25 de mayo es una fecha que nos invita a la reflexión, a la manifestación de ideales patrióticos que están íntimamente ligados con ciertos valores que nos acompañan diariamente: libertad, soberanía, igualdad. 


***************************NÚMERO*****…

• Hemos compartido una jornada de alegría y esperanza. Nos hemos encontrado y hemos compartido palabras y sentimientos. Seguramente, nos vamos fortalecidos porque, para enseñar, para aprender, para recordar y hacer la historia, y para vivir día a día somos mucho más que dos. 


• Con un fuerte aplauso despedimos a la bandera de ceremonias. 


• Estamos convencidos de que, en tiempos de crisis, la solidaridad cotidiana, la valentía para escuchar y hacernos escuchar, la responsabilidad de estudiar para ser ciudadanos críticos, la de enseñar, dar afecto y transmitir nuestros mejores valores podrán hacernos hoy, como en aquel 1810, un pueblo más libre. Agradecemos la participación de las familias y amigos de nuestra escuela y esperamos que hayan disfrutado de nuestra fiesta patria. Muchas gracias.

Palabras alusivas

Imaginemos un día nublado y medio lluvioso, de esos que son tan frecuentes en el otoño. Ese día fue el 25 de Mayo de 1810. Un día como hoy, pero 202 años atrás, un grupo de idealistas se reunía en el Cabildo de Buenos Aires para deponer a un representante del rey Fernando VII y reemplazarlo por un cuerpo colegiado.

Se buscaba dejar de ser una colonia española y comenzar a ser un país libre, con su propio gobierno y, sobre todo, la posibilidad de crear una patria grande.

Estos hombres, tenían grandes sueños y esos sueños eran, en primer lugar, constituir una Nación, un país nuevo, independiente, sin ninguna clase de vínculos con la antigua España ni con ninguna otra. En segundo lugar, la idea era hacer una sociedad más justa, mediante dos principios fundamentales: el de que la autoridad venía del pueblo, no ya del rey, y el de que debía construirse una sociedad más igualitaria, aboliendo el régimen de castas que había existido durante la dominación española. Estas eran las ilusiones de los hombres de Mayo.

Pero esto hombres no sólo tenían sueños, tenían la fortaleza y la determinación para hacerlos realidad.
Este primer gobierno patrio fue sólo el primer paso hacia el desarrollo de una Argentina libre e independiente.
Sin embargo, en estos días de economías globalizadas, estos ideales se han ido diluyendo, aquellos ideales que en el nacimiento de la Patria movilizaron tantos sueños y tantos esfuerzos, fueron perdiendo su significado y hoy su sentido es un poco difuso.

¿Podemos afirmar hoy en día que somos una patria libre de toda dominación extranjera?, cuando nuestra economía depende de las naciones más poderosas.

¿Podemos hablar del ejercicio irrestricto de nuestra soberanía?, cuando nuestro territorio se halla usurpado por capitales multinacionales.

¿Podemos asegurar nuestra independencia política?, cuando la corrupción de la clase política es moneda corriente.
Tal vez nos toque a nosotros volver a retomar aquellos ideales y formular un nuevo significado de la palabra Revolución. Un significado que abarque el derecho de cada argentino para trabajar y ganarse su pan, sin debérselo a nadie sino a su propio esfuerzo. La independencia de nuestro país de decidir según sus propios intereses. La posibilidad de que cada persona que viva en nuestro país, tenga derecho a tener su techo, educar a sus hijos y poder prometerles un futuro mejor.

La Revolución Argentina de hoy debe ser la que sea capaz de dar a su pueblo más educación y los instrumentos culturales que le permitan enfrentarse en pie de igualdad a este mundo globalizado, que insiste en dejarnos de lado. Tal vez nos toque a nosotros ser los idealistas que llevemos a cabo esta Revolución. Y que podamos decir otra vez que “surge a la faz de la tierra una nueva y gloriosa nación

(robado de alguna página de internet)

Comments